Foros para animales especiales
 
 
Trad. Inglés-Francés
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 23 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 23 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1020 el Sáb 11 Dic 2010 - 11:21.

Manual para Adoptantes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Manual para Adoptantes

Mensaje  babeltrini el Miér 4 Feb 2009 - 23:52

CONSEJOS GENERALES PARA EL CUIDADO Y COMPRENSIÓN DE PERROS ADOPTADOS





Introducción


Te damos nuestra enhorabuena por haber adoptado a tu futuro fiel amigo y ayudarnos en la labor de proporcionar un hogar a un perro abandonado.

Estos perros son animales que esperan una segunda oportunidad después de haber sido injusta y cruelmente abandonados. Son muy especiales, buscan cariño y se entregan más aún a su nuevo dueño que un perro que no haya superado ésta dura prueba. Puede que alguno haya sido maltratado y requiera una mano más paciente para superar sus miedos. Nuestra experiencia demuestra que, salvo contadas excepciones y sin importar su edad, estos perros se adaptan sin dificultad a su nuevo y definitivo hogar.

Convertirse en dueño de un perro no es una responsabilidad que deba tomarse a la ligera, ya que habrá grandes compensaciones pero también puede haber algunas dificultades. Aun así, no hay duda alguna respecto a que el disfrute y la compañía de los perros supera con creces cualquier desventaja, una vez asumido el compromiso que implica su posesión.

Los animales de compañía cubren importantes necesidades en las personas. Para el niño, un perro es una nueva responsabilidad que le crea una sensación de importancia y eleva su autoestima influyendo favorablemente en su desarrollo físico y psíquico. Para las personas de la tercera edad es un vínculo muy importante, ya que contribuye a satisfacer sus necesidades afectivas. Está comprobado por especialistas en psiquiatría que un animal de compañía puede proporcionar el cariño que a cualquier persona hoy en día le es tan difícil conseguir.

La Asociación Nacional Amigos de los Animales quiere hacerte llegar unas normas básicas para el cuidado de tu mascota. Te rogamos que las leas detenidamente. Por favor, no dejes de llamar a la Asociación si te surge cualquier tipo de duda o consulta relacionada con tu perro. Intentaremos ofrecerte nuestra mejor ayuda.

Cachorro o adulto


Los cachorros son adorables pero requieren mucho tiempo y esfuerzo. Algunas veces darles de comer, el ruido por las noches y los problemas que conlleva la educación en casa, rompen la tranquilidad mucho más que un bebé. Sin embargo, no hay nada más satisfactorio que ver el crecimiento y desarrollo de un frágil cachorrito en un adulto fuerte y saludable.

Un perro ya adulto es una opción más fácil y también necesitan un hogar. Nuestra experiencia demuestra que se habitúan rápidamente a su nueva familia y, muchas veces, ya tienen cierta educación. Algunos de los perros (y dueños) más contentos que existen son los que se han llevado a casa ya adultos.

Pedigree o cruce


Las razas puras son bonitas y, por supuesto, cuando se adquiere un cachorro con pedigree se sabe cuánto crecerá y cómo será físicamente. Sin embargo, son más propensos a sufrir defectos congénitos y tienen la reputación de ser menos resistentes a enfermedades que los mestizos.

Los mestizos, salvo excepciones, disfrutan de mejor salud y temperamento. Genéticamente a esta característica se le denomina "vigor híbrido". Además hay ejemplares realmente originales e irrepetibles. El inconveniente de los cruces es que no sabrás con seguridad cómo resultarán físicamente si los adoptas de cachorros.

Consejos para la educación de perros adoptados


Tienes que tener en cuenta que tu perro ha sufrido al ser abandonado, por lo tanto puede ser un animal temeroso aunque al mismo tiempo agradecido y fiel, y precisa de un período de adaptación al nuevo hogar y a sus componentes.

Es muy importante que desde el primer momento pongas en el collar de tu perro una chapa con tu número de teléfono, que llevará permanentemente. En caso de pérdida es la mejor forma de recuperarlo, aunque también lleve microchip o tatuaje, pues es obligatorio que vaya identificado de una de estas dos maneras.

En un principio deberás salir a la calle con tu perro sujeto con la correa, nunca lo sueltes. Poco a poco podrás ir viendo las reacciones de tu animal y le irás proporcionando confianza. Un perro que es adoptado puede estar al principio confundido y miedoso, por tanto tendrá más tendencia a escaparse y huir. Esto sólo ocurre en la primera etapa, hasta que te hayas ganado su confianza. Tú mismo te darás cuenta cuando esto ocurra, ya que cada perro necesita un tiempo determinado dependiendo de sus circunstancias. De todas formas, es aconsejable que las primeras veces que lo sueltes sea en sitios cerrados donde al animal no pueda marcharse, hasta que estés completamente seguro de que acude a tu llamada.

Con paciencia y cariño el perro aprenderá todas las pautas de comportamiento que quieras enseñarle. Por su instinto natural de complacer a su amo tiene más éxito una educación con elogios y corrección que con castigos. Elógialo cuando haga algo bien. Si tienes que reprenderlo hazlo en el acto y no pasado el tiempo, porque él ya no recordará lo que hizo mal y creerá que le regañas por lo que está haciendo en ese instante. Usa tu voz, hazle reproches firmes y autoritarios: "¡NO!". Ten en cuenta que el cachorro empieza a entender lo que está bien y lo que está mal a partir del cuarto mes; será entonces el momento de empezar a educarlo en serio. Mientras, puedes ir creando en él ciertos hábitos, por ejemplo a hacer sus necesidades en el lugar que tú elijas, aunque no esperes demasiado de él en esta primera fase.
Proporciona al nuevo miembro de la familia un lugar caliente donde pueda dormir y no sea molestado. Esto les proporcionará confianza.


El perro sólo vive el tiempo presente. Únicamente los recuerdos olfativos o los sonidos pueden traerle a la memoria malas experiencias. Al margen de estos traumatismos poco frecuentes y que con el tiempo superará, el perro será fiel a su amo, y seguirá intensificándose el vínculo entre ambos.

Se han oído noticias sensacionalistas en las que niños han sido atacados por perros. Esto es muy infrecuente y puede ser prevenido con facilidad no dando ocasión a que ocurra. Sobre todo si el niño nace cuando el perro ya está en casa, éste no debe verse rechazado, pues esto provoca celos en él, pudiendo sobrevenir los problemas. Por otra parte, hay que enseñar al niño a tratar al animal como un ser vivo, no como un juguete, e impedir que le moleste cuando esté comiendo o durmiendo. Tampoco deben compartir sus juguetes, ya que el perro puede considerarlos suyos y defenderlos. Hasta que todo esto no haya sido asimilado por el niño no se les debe dejar solos. Por lo demás el perro será el mejor defensor del niño y un compañero de juegos incomparable e insustituible.

Comportamiento.


Para entender al perro el propietario ha de pensar como lo haría el animal, ha de ponerse en su lugar. Los perros son animales gregarios que consideran la familia como una extensión de la manada. Si se permite al perro convertirse en el “jefe”, será dominante y, por lo tanto, podría llegar a dar problemas a los miembros de la familia (incluso las razas más pequeñas). Es vital enfatizar la posición social inferior del perro en la casa. Las reglas a seguir para conseguir un correcto status son las siguientes:

 No alimentar a tu perro hasta que tú no hayas comido: los perros “jefe” comen primero.


 Juega con él pero asegúrate de que tú ganas: los perros “jefe” siempre ganan.

 Asegúrate de que tu perro te deja pasar antes de atravesar las puertas: los perros “jefe” pasan primero.

Estas y multitud de sutiles técnicas de refuerzo harán que tu perro compruebe que los humanos son los perros “jefe” de la “manada”.
RECUERDA: EL TRATO DEBE SER FIRME PERO SIEMPRE CARIÑOSO.


El perro llega a casa.


Realiza el cambio a su nuevo hogar de la manera menos estresante para el animal. No hagas demasiado ruido y no invites a todos tus amigos a admirar y coger al nuevo miembro de la familia. Asegúrate de darle una cama tranquila y no hagas cambios bruscos de alimentación. Préstale toda tu atención pero no esperes demasiado a cambio en un principio. Los cachorros, como los bebés, necesitan mucho descanso. Da tiempo a que se desarrolle la relación entre vosotros y no juzgues al animal por los primeros días.

La rutina diaria.


Una vez que el perro está adaptado es muy fácil adquirir la rutina de mantenerlo en buen estado. Deberían realizarse exploraciones frecuentes, por ejemplo durante el cepillado, para detectar posibles heridas, bultos u otras alteraciones. Es bueno dar un cepillado diario, esencial en ejemplares de pelo largo, aunque no baños muy frecuentes ya que no siempre es beneficioso para la piel.
El ejercicio es importante, no sólo para el perro sino también para el dueño, pues muchas veces el único ejercicio regular que realiza es el paseo diario con el animal. La cantidad de ejercicio requerida varía con el tipo de perro. Los paseos no son exclusivamente para que haga ejercicio, sino también para aportar al animal nuevas experiencias. Debe sacársele al menos tres veces al día: mañana (al despertarse), tarde y noche, realizando una de las salidas unos 15 o 20 minutos después de que haya terminado de comer.
La atención al entrenamiento y a la educación deben mantenerse. Sobre todo asegúrate de que el perro disfruta de su vida y eso asegurará que tú disfrutes de el.
Cuanto más contacto tengas con él, más juegues, le lleves de excursión y le permitas ser parte de la familia, será entonces cuando más feliz, satisfecho y sano estará él.
avatar
babeltrini
Las JefASH

Femenino Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2029
Edad : 52
Localización : Ibiza
Fecha de inscripción : 21/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Manual para Adoptantes

Mensaje  babeltrini el Miér 4 Feb 2009 - 23:56

El perro viejo.



Debe remarcarse la importancia de los chequeos en perros viejos. Con ellos pueden detectarse signos tempranos de deterioro y aplicar entonces tratamientos preventivos, cuando sea posible.
Los perros más viejos, al igual que las personas, necesitan más cuidados y consideración. El ejercicio sigue siendo importante y ayudará a mantener al animal en buen estado físico. De todos modos, a esta edad es natural más descanso y más horas de sueño-
Es bueno no permitir a los perros “hundirse en la senilidad”. La rutina diaria de ejercicio, juego y contacto deben continuar. A menudo la adquisición de un nuevo cachorro o perro más joven da al perro viejo un nuevo empuje en su vida. Por otra parte ayudará a suavizar el dolor cuando la mascota ya no esté.

Decir adiós.


Es triste para los dueños la corta vida de su perro. Hacerse a la idea de este hecho es la parte más dura de amarle y convivir con él.
Desafortunadamente mucha gente evita llevar un animal viejo al veterinario porque teme que éste le recomiende la eutanasia, cuando quizás esa visita pueda significar encontrar el tratamiento para que la evite.
Sin embargo, llega el momento en que las leyes naturales deben ser acatadas. El deterioro de la edad alcanza un punto en el que el perro sufre o está demasiado limitado para disfrutar de la vida. Todos esperamos que nuestros perros nos dejen cuando duermen, pero por desgracia esto no siempre ocurre así y en ocasiones debemos plantearnos la eutanasia, que se realizará siempre bajo criterio y control veterinario.
En este momento difícil es importante pensar en los recuerdos que tienes de tu perro. Son siempre los recuerdos alegres los que quedan en la mente: la alegría, satisfacción y compañía de un perro nunca se olvidan.


Alimentación.


Alimentar a tu perro con la misma dieta que ha tenido anteriormente La alimentación de tu nuevo amigo es extremadamente importante. Es conveniente empezar a y si ésta se altera, el cambio deberá hacerse de forma gradual.
Así como el cachorro que crece rápido necesita los minerales, vitaminas, proteínas, etc. correctos para el crecimiento y el desgaste energético, el perro adulto tiene requerimientos en proteínas mucho menores y, en ocasiones, un aporte de energía también mucho menor.
El cambio de alimentación de cachorro a adulto, y cualquier cambio de alimentación en general, debe hacerse de forma gradual, mezclando la comida antigua con cada vez mayores cantidades de la comida nueva. De esta forma en 7 o 10 días se habrá sustituido gradualmente la antigua por la nueva alimentación. La mayoría de los perros acepta sin problemas este cambio.
El estilo de vida del animal deberá tenerse en cuenta, un perro con mucha actividad necesitará una alimentación bastante diferente a la de una mascota casera que apenas hace ejercicio.
La obesidad puede ser un problema común en los perros. Para prevenirla se deben respetar las cantidades de comida que corresponden a nuestro perro en relación a su edad, tamaño, cantidad de ejercicio, etc. No deben darse golosinas ni comida entre horas. Si nuestro perro ya es obeso, para ayudar a reducir y mantener el peso hay dietas especiales bajas en calorías, que serán prescritas por el veterinario.
La correcta alimentación es excepcionalmente importante en animales viejos. Una dieta baja en calorías puede ser de ayuda, pues las necesidades de energía son, con frecuencia, menores. El balance de las proteínas y minerales es crítico, ya que el exceso de las primeras y de minerales como la sal y el fósforo, pueden perjudicar el corazón, hígado y riñón. También existen dietas especiales apropiadas para ellos.

La alimentación debe ser racional, es decir, apetitosa, suficiente, adaptada y equilibrada.

Conviene que la comida le sea administrada siempre a las mismas horas, preferentemente por la tarde-noche antes de uno de sus paseos. En cuanto a la bebida, el animal deberá tener agua limpia y fresca permanentemente a su disposición.
A la hora de plantearte la alimentación de tu perro piensa que existen actualmente en el mercado piensos estudiados para cubrir las necesidades de tu animal según su tamaño, edad, actividad, etc., por lo que creemos que debes adquirir este tipo de alimento y no prepararlo tú en casa, ya que el resultado, si el pienso es de calidad, lo notarás en la salud de tu perro a la larga.
Los alimentos enlatados contienen un 75% de agua, por lo que al comprarlos, de cada 100 gr, se pagan 75 gr de agua. Los alimentos secos resultan mucho más económicos por unidad energética y además resultan más sanos para la dentadura del animal, pues ayudan a limpiar los dientes de sarro, y fortifican las encías de una forma natural.

Puesto que un producto seco de alta calidad suele tener un elevado contenido de elementos de origen animal, a tu perro este producto le gustará tanto como un producto enlatado. Además, una bolsa de alimento seco abierta resulta mucho más fácil de conservar.

Tienen la ventaja de la comodidad y son alimentos equilibrados en proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. Son muy completos y favorecen el buen funcionamiento digestivo.

A la hora de elegir un buen pienso hay que saber interpretar la lista de ingredientes. Cuanto mayor sea el contenido de un determinado ingrediente, más alto será el lugar que éste ocupe en la lista. Por ejemplo, las proteínas de origen animal son más aptas y se digieren mejor que las de origen vegetal. Lo mismo ocurre con las grasas (la grasa avícola posee unas características digestivas superiores). En resumen, cuanto mayor sea el número de componentes de origen animal y cuanto más alto sea el lugar que ocupen en la lista de ingredientes, tanto mejor será la calidad del alimento.


La cantidad de pienso a administrar a tu animal depende de la calidad, es decir, los piensos de alta calidad suelen ser más caros, pero al ser su valor energético más alto la ración será menor, con lo cual suelen resultar incluso más baratos.


Dentro de cada marca hay líneas específicas según las necesidades del perro: cachorro, joven, adulto, con mucho desgaste físico, obesos, viejos...

Puede darse seco o humedecido con un poco de agua. Si el perro no come bien se puede mezclar con una o dos cucharadas de carne de bote para que le resulte más apetitoso.

Siempre que se de pienso el animal debe tener un buen aporte de agua, que deberá mantenerse en todo momento fresca y limpia.

El perro que has adoptado está acostumbrado a este tipo de alimentación.


Higiene.


No bañes a tu animal hasta 7 días después de haber sido vacunado. Si es necesario límpialo con un champú en seco o un paño humedecido en alcohol de romero y después cepíllalo enérgicamente.

Cuando le puedas bañar utiliza un champú para perros o, en su defecto, un champú para niños con un pH ácido. Sécalo completamente con una toalla y secador. La frecuencia del baño es muy variable según el tipo de perro y su forma de vida: un animal que tenga el pelo largo o viva en el campo se ensuciará más que uno de pelo corto o un perro casero.

Los de pelo largo deben cepillarse al menos una vez al día para evitar la formación de nudos y quitar el pelo muerto. En los de pelo corto es conveniente realizarlo dos veces por semana.

Es importante llevar a cabo limpieza de oídos (sobre todo si tu mascota tiene las orejas caídas), boca y revisar las uñas:


 Oídos: haz la limpieza con un algodón humedecido en un poco de alcohol o empleando productos específicos a la venta en tiendas especializadas o clínicas, sin profundizar demasiado para no dañar el conducto auditivo.
 Boca: Proporciona a tu perro huesos de imitación (cuero) una o dos veces al mes, ya que para él representa un juguete, no se astillan y le limpia el sarro de los dientes.
 Uñas: crecen constantemente. Si tu animal hace mucho ejercicio se limarán por sí solas. En caso contrario deberás levarlo al veterinario para que se las corte. No intentes hacerlo tú mismo porque podrías dañar el nervio que está en ellas, lo que resulta muy doloroso para el animal. Si tu perro tiene espolones (dedo “colgante” que tienen algunas razas en las patas traseras), vigílalos, las uñas aquí crecen de forma circular y pueden clavarse en la carne.

Observa si arrastra el trasero restregándose contra el suelo, es posible que tenga parásitos o que sus glándulas anales estén llenas. Deberás llevarlo al veterinario para desparasitarlo o para que le vacíe las glándulas.
avatar
babeltrini
Las JefASH

Femenino Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2029
Edad : 52
Localización : Ibiza
Fecha de inscripción : 21/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Manual para Adoptantes

Mensaje  babeltrini el Miér 4 Feb 2009 - 23:57

ASPECTOS SANITARIOS



Constantes vitales normales
 Temperatura rectal: de 38,5º C a 39º C.
 Número de pulsaciones:
- Cachorros: 1110-120 pulsaciones por minuto.
- Adultos: 90-100 pulsaciones por minuto.
- Viejos: 70-80 pulsaciones por minuto.



 Frecuencia respiratoria:

- Cachorros: 18-20 respiraciones por minuto.
- Adultos: 16-18 respiraciones por minuto.
- Viejos: 14-46 respiraciones por minuto

 Celo de la hembra: el primero se produce de los 6 a los 9 meses, pudiendo aparecer posteriormente en perras de tamaño grande, que tardan más en terminar su desarrollo. Tiene lugar dos veces al año con una duración de 21 días, siendo el período propicio para el acoplamiento, el comprendido entre los días 8 y 12 desde el comienzo del celo.
 Duración de la gestación: 2 meses.

Enfermedades parasitarias.


PARÁSITOS INTERNOS


Pueden afectar al aparato digestivo, pulmonar, sistema circulatorio... Para mantener al perro libre de ellos es preciso desparasitarlo periódicamente. La desparasitación se realizará cada 3 meses durante toda la vida del animal (como medida preventiva) y según prescripción veterinaria. Los medicamentos que atacan a estos parásitos deben ir alternándose, ya que cada uno es específico de un tipo determinado de ellos.

Debe realizarse un análisis de las heces al menos una vez al año, y con mayor motivo si el animal vive o visita lugares donde exista riesgo de contagio, es decir, si hay ganado o perros sin control.

Es importante la desparasitación de tu animal porque los parásitos constituyen un riesgo para él.

Existe una enfermedad de especial importancia: la Leishmaniosis. Los síntomas son: adelgazamiento, crecimiento de las uñas, trufa seca, pelo sin brillo... aunque dependen de cada animal. Incluso a veces ni siquiera se aprecian y el perro parece estar totalmente sano. Por esto es importante realizar al animal un análisis de sangre periódico (una vez al año, en otoño) para efectuar la prueba (denominada IFI) específica para detectar esta enfermedad.

El parásito causante de la enfermedad lo transmite la hembra de un tipo de mosquito (Phlebotomus). Este insecto pica a un perro enfermo, incuba durante unos días el parásito y pica entonces a un perro sano transmitiéndoselo. Es una enfermedad incurable de momento en el perro, pero no hay que alarmarse por ello, ya que si se diagnostica a tiempo se puede mantener al animal feliz durante años, sin sufrimiento para él, pues el parásito se queda “dormido” por el tratamiento (aunque no desaparece) y deja de “molestar”. Por otra parte, una vez el perro está en tratamiento deja de ser transmisor.

Tampoco hay que preocuparse por la transmisión al ser humano, ya que ocurre muy rara vez y se produce a través de la picadura de un mosquito y nunca por contacto directo con el perro. Además, en el hombre la enfermedad tiene fácil tratamiento y curación. Es más, el mosquito picará antes a un perro que a una persona, por lo que tener un animal en casa nos protege contra la enfermedad.

En primavera y verano, a partir de las ocho de la tarde, aplica repelente de mosquitos en el cuello del animal, donde no pueda lamerse, o mételo en casa, ya que es en las horas crepusculares y durante la noche, cuando este tipo de mosquito está activo.

Ten especialmente en cuenta eso si vives en el área mediterránea o vas allí de vacaciones con tu perro, ya que allí la enfermedad es endémica.


PARÁSITOS EXTERNOS.


Afectan a la piel y pelo del animal. El tratamiento contra ellos se aplica, en general, externamente ya sea mediante baños, pulverizadores, polvos, sprays, collares antiparásitos...

Los parásitos externos aparecen durante los meses comprendidos de marzo a septiembre, siendo por tanto en esta época del año cuando conviene explorar al perro con el fin de detectarlos.

Es necesario identificar el tipo de parásito (garrapatas, pulgas, ácaros, hongos...) para dar al animal el tratamiento adecuado. En algunos casos nosotros mismos podremos llevar a cabo dicha identificación, pero en otros será necesario que la realice un veterinario, ya que a veces es preciso un raspado de piel de la zona afectada para su posterior análisis en laboratorio.

Esterilización.


Con el crecimiento hay que abordar el problema del sexo. En el macho, en general, la esterilización (extirpación de los testículos) ayuda a reducir la agresividad del perro hacia otros machos, la tendencia a escaparse (sobre todo si hay alguna perra en celo cerca) y otros problemas de comportamiento, aunque no afecta su capacidad de guarda o defensa ni a su relación con los humanos. Debes considerar aquí tus propias necesidades.

En ANAA las hembras son esterilizadas (extirpación de ovarios y útero) por varias razones:
 Control de la proliferación de mestizos (los futuros abandonados).
 Prevención de enfermedades de la perra.
 Por exigencia legislativa.

Si tu decisión en la elección de uno de nuestros animales ha sido una cachorra (todavía no esterilizada por falta de tiempo) debes ponerte en contacto con la Asociación para esterilizarla. La Asociación correrá con los gastos de la operación siempre que ésta la realice nuestro veterinario.

Nosotros recomendamos la esterilización porque es una operación fácil y definitiva (no tendrás más problemas de celo), reduce considerablemente la incidencia de cáncer de mama y elimina totalmente las infecciones de útero, muy frecuentes en perras adultas. Además, como ya se ha dicho antes, los cachorros mestizos son los futuros perros abandonados.

El control hormonal no es recomendable para la salud de la perra, ya que pueden sobrevenir efectos secundarios irreversibles (obesidad, tumores cancerígenos...). No es una solución definitiva como la esterilización y, a la larga, sale más cara.


Identificación.


El perro que has adoptado en ANAA ha sido identificado mediante microchip, lo cual es obligatorio en la CAM y pronto se extenderá a toda España.

El microchip es un sistema permanente de identificación que consiste en la introducción de una pequeña “capsulita” debajo de la piel del cuello del animal. El número de microchip se corresponde en la base de datos del Colegio de Veterinarios, con tus datos personales, por lo que en caso de extravío o sustracción, tu animal podrá ser recuperado si llega a una clínica veterinaria o centro de recogida que disponga de lector de microchips.

En caso de perder a tu animal, además de ponerte en contacto con ANAA, debes llamar al Colegio de Veterinarios (teléfono 91 575 34 89) para denunciar su desaparición. También deberás ponerte en contacto con nosotros y el Colegio de Veterinarios si cambias de domicilio o de teléfono.

Además del microchip recomendamos que le pongas en el collar una chapita con tu número de teléfono.



Precauciones a tener en cuenta.

 Cuidado con los abonos y raticidas que pueden encontrarse en jardines y parques: el perro puede intoxicarse y es muy difícil que sobreviva.
 No tener al perro atado, pues se vuelve nervioso, le daña los huesos por la falta de ejercicio y en general perjudica su salud física y psíquica. Además, es totalmente falso que cuide mejor por eso, se conseguirá lo contrario porque el perro ladrará sin motivo, para llamar la atención para que le suelten.
 Siempre debe tener agua fresca y un lugar sombreado donde protegerse del calor.
 Vigilar que el collar que lleva de cachorro no le apriete al ir creciendo.
 No llevar al perro en el maletero del coche, pues podría asfixiarse y le provoca ansiedad.


· Si duerme en caseta debe haber un palé de madera o similar de unos 10 cm de altura desde el suelo, que le aisle del frío y la humedad.

· Está prohibido por ley tener en obras hembras y/o perros menores de 6 meses.

· Los particulares no deben criar, pues contribuyen con ello al problema de la superpoblación canina que existe en nuestro país (hay más perros que dueños responsables), siendo los cachorros que nazcan fuente de nuevos abandonos.

· Un perro no puede estar siempre solo, es un animal social y necesita la compañía humana y de sus congéneres. Además, es muy importante socializarlo desde cachorro con otros perros una vez esté vacunado, para evitar que de adulto se vuelva peleón o les tenga pánico.

· En verano debe estar en casa a partir de las 20.00 h., pues es al anochecer y hasta que se hace de día el momento en que puede ser picado por el mosquito flebotomo, transmisor de la Leishmaniosis. También puede utilizarse una lámpara mata-mosquitos en el recinto donde está el perro y emplear repelentes (en el cuello del animal donde no alcance a lamerse) e insecticidas.

· No dejarlo dentro de un coche al sol, pues podría asfixiarse. Tener en cuenta si se deja a la sombra que al cabo de un rato no le de el sol. Dejar siempre las ventanillas un poco abiertas pero no tanto como para que el perro pueda salir y escapar.


Recordad que el autor de este documento es ANAA (Asociación Nacional Amigos de los Animales), cuyo copyright se deberá respetar.
avatar
babeltrini
Las JefASH

Femenino Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2029
Edad : 52
Localización : Ibiza
Fecha de inscripción : 21/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Manual para Adoptantes

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.