Foros para animales especiales
 
 
Trad. Inglés-Francés
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 31 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 31 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1020 el Sáb 11 Dic 2010 - 11:21.

*(2014) RYM-Consejos: ¿Vas a adoptar un perro y tienes gato/s?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

*(2014) RYM-Consejos: ¿Vas a adoptar un perro y tienes gato/s?

Mensaje  RYM el Lun 24 Feb 2014 - 19:00

¿Qué pasos debes seguir para introducir un nuevo perro en casa sí tienes un gato?

Los gatos son animales territoriales, por lo que sí introduces a otro animal, no importa que sea gato ó perro, en casa y no se realiza una buena presentación entre ellos puede ser una experiencia “espeluznante” Wink No sólo para ti, también para los animales.

Una relación pacífica entre el perro y el felino residente requiere de tiempo, paciencia y trabajo.

Normalmente suele llevar un par de semanas, aunque en algunos casos necesitan algo más de tiempo.



Antes de la adopción:

Lo primero que debéis conocer antes de llevar al perro a casa es, cómo reacciona el gato con la presencia de perros (A ser posible un perro que no sea muy nervioso, y se muestre tranquilo cerca del gato, sí de primeras lleváis a un perro nervioso, la primera toma de contacto será mala y a la próxima que vea a otro perro ya irá con predisposición a tenerles miedo….)

Hay 3 posibilidades:


  1. El gato ignora al perro y sólo reacciona sí el perro le ataca
  2. Otros gatos, sin embargo, reaccionan mal tan sólo con ver a un perro a lo lejos… Aunque éste, ni le haya mirado. Estos gatos erizan su pelo y bufan con sólo ver al perro.
  3. Y por último, otros gatos, no reaccionan mal ante la presencia de perros, pero no permiten que el perro se acerque a ellos. Se esconden en cualquier rincón de la casa con sólo ver que el perro intenta acercarse a ellos.


También hay que conocer la reacción del perro ante la presencia de gatos. Para realizar esta prueba, introducir el perro a un gato que ya está acostumbrado a la presencia de perros. Mantener al perro con la correa durante la prueba, pero no sujetéis o restrinjáis al gato de ninguna forma. Que el gato vaya libre por la habitación.

Comportamientos del Perro que son Señales Positivas:


  1. El perro investiga cautelosamente al gato
  2. El perro mueve la cola
  3. El perro se retira cuando el gato expresa señales de defensa


Comportamientos del Perro que son Señales Negativas:


  1. El perro intenta perseguir al gato instantáneamente
  2. El perro ejerce tensión constante sobre el collar
  3. El perro ladra, gime, y aparece visiblemente agitado


Lo normal es que los perros muestren una combinación de comportamientos positivos y negativos, pero ya te da una idea de si es el mejor candidato para meterlo en una casa dónde hay gatos ó no.

Sí se les deja el tiempo de adaptación necesario (cada animal necesita un periodo más largo o menos) perros y gatos que vivan en la misma casa, aprendan a tolerarse, y bien llegan a hacerse los mejores amigos, ó bien cada uno sigue con su vida sin interferir en la del otro.

Una vez has decidido Adoptar:

Cuando traes un perro a casa, lo primero que necesitas es establecer un “cuarto seguro” para el gato, dónde se pueda meter cuando quiera estar sólo, dónde tenga su cama, arenero, juguetes… dónde el perro no tenga acceso.  

La habitación elegida debe tener sólo una puerta que no se abra fácilmente y estar en una zona tranquila de la casa. Esa habitación la usará el gato durante al menos la primera semana.


  1. Durante la primera semana, la única interacción que deben tener el nuevo perro y el gato residente es olerse por debajo de la puerta ó “jugar” metiendo las manos por debajo de la misma.

    Es normal que durante la primera semana el gato emita gruñidos al olfatear en la puerta sí el perro está del otro lado, silbidos, se muestre receloso, etc

    Conforme pasen los días y tanto el gato como el perro vayan aclimatándose a los cambios, se sentirán menos amenazados y el comportamiento negativo debe desaparecer.
  2. Alimentar al gato y al perro hacia el lado opuesto de la misma puerta. Esto motivará que los animales comiencen a asociar un factor positivo (¡comida!) con su aroma mutuo. Si uno de los animales se pone nervioso y se rehúsa a comer debido a que el otro animal esta al otro lado de la puerta, mueve el plato de la comida más lejos de la puerta hasta que la mascota se sienta lo suficientemente cómoda para comer. Cada vez que alimente a su mascota, mueva el plato un poco más cerca de la puerta.
  3. Cambiar la cama del  gato por la del perro y viceversa. Esto les permitirá que se acostumbren al aroma el uno del otro
  4. Durante las primeras tomas de contacto, el perro siempre debe estar sentado tranquilamente (trabaja la obediencia antes de las presentaciones), en un transportín ó sujeto con la correa, permitiendo que sea el gato el que se vaya acercando al perro conforme se vaya sintiendo más seguro…

    Permite al gato explorar a su propio ritmo, ya se acercará al perro cuando ambos se sientan cómodos.

    Todas las presentaciones deben ser supervisadas y llevadas a cabo durante las horas tranquilas de la jornada. (Por ej. Cuando el perro regrese de un buen paseo)

    Ten mucho cuidado con el primer contacto entre el gato y el perro. Deja que se huelan mutuamente durante unos segundos.

    Si alguno de los animales muestra un comportamiento agresivo o temeroso, separarlos de inmediato (nunca intentes sujetarlos se están peleando, haz un ruido fuerte, lánzales agua con un spray, utiliza una toalla para coger al gato,…) e inténtalo de nuevo más tarde cuando las cosas se han calmado.
  5. Sí el encuentro inicial ha ido bien, tendrás que repetirlo durante varios días antes de permitir a los dos deambular sueltos por toda la casa. Es aconsejable hacer muchos encuentros cortos (apenas unos minutos), a lo largo del día, que sólo uno muy largo.
  6. Lo más normal, es que el perro se comporte mejor cuando tú estés presente, por lo que debes asegurarte de que has hecho suficientes interacciones supervisadas antes de dejarlos estar solos juntos. Cuando llegues a esta fase, asegúrate de que el gato tiene acceso a su lugar seguro sí el perro se acerca demasiado y él quiere estar solo.
  7. ¡Supervisa, Supervisa, y Supervisa!: Continúa manteniéndolos separados cuando estés ausente y supervísalos de cerca cuando te encuentres en casa, hasta que te sienta completamente cómodo dejándolos solos juntos. De vez en cuando reevalúa sus comportamientos. Espera a que su conducta sea consistente y estable antes de dejarlos solos sin supervisión.
  8. Debes tener muy en cuenta qué algunas razas de perros, no son buenos por naturaleza para cohabitar con los gatos, ya que tienen un instinto muy marcado de presa ó caza y pueden perseguir o comportarse agresivamente con un gato, por lo que la introducción puede llevar más tiempo.


Consejos para fomentar ó mantener la armonía:


  • Utiliza Flores de Bach y difusores de Feliway para que ambos estén más relajados y así facilitar su adaptación, tanto la del perro a su nueva familia, ambiente, gato… cómo la del gato a tener que compartir espacio y familia con un perro.
  • Proporciona los lugares de descanso adecuados para cada animal. Sobre todo los gatos, necesitan su espacio. No son tan sociables como los perros y a veces prefieren la soledad.
  • Utiliza el refuerzo positivo. Aunque al perro se le debe enseñar que perseguir o tener juegos brutos con el gato son comportamientos inaceptables, también se le debe enseñar lo que es aceptable y se le debe premiar por esos comportamientos, tales como sentarse, venir cuando se le llame o acostarse a cambio de una golosina. Si al perro se le riñe siempre cuando el gato está presente y nunca le pasan "cosas buenas" en presencia del mismo,  podrá redirigir la agresión hacia el gato.
  • Mantén la comida de gato fuera del alcance del perro. (En un sitio alto ó en una habitación dónde el perro no pueda acceder, ya sea un lugar en alto ó la habitación de seguridad que comentábamos al principio.
  • Asegúrate de que los areneros están en un lugar tranquilo y de fácil acceso, dónde el gato no pueda ser arrinconado por el perro. Y dónde el perro no pueda acceder para comerse las cacas del gato (¡Suelen hacerlo! ;Cool)


http://www.ronroneosymordiscos.com/?p=8242

_________________
Un Saludo,

Alicia
avatar
RYM
Expert@SH

Femenino Géminis Perro
Cantidad de envíos : 276
Edad : 35
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 17/10/2011

http://www.RonroneosYMordiscos.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.